Una perdida no se supera, solo se acepta.

Pensar y saber que nunca más volveremos a ver a esa persona nos destroza el alma, es un dolor tan profundo que casi es insoportable, nos gustaría retrasar el tiempo, hacer cosas que nos faltaron por hacer, pedirle que baje del cielo un ratito....y es que no estamos preparados para vivir sin esa persona, y más aun si se trata de un hijo.

Aunque tengamos que vivir con resignación una cosa es cierta, la persona que ya no está ,la persona que tanto nos ha querido y tanto nos ha enseñado, esa persona quiere vernos bien, como cuando estabamos con él, pero es inevitable encontrarnos tristes.

Aunque tardemos mucho tiempo en buscar una salida, y aceptar la pérdida, aunque nunca más podamos acariciarles, besarles, abrazarles, siempre podremos cerrar los ojos mirar en nuestro interior y sentir que están en él y decirles todo lo que les echamos de menos y todo lo que los queremos.

Una perdida no se supera, se acepta, cuando seamos capaces de comprender nuestros sentimientos y aprender a darle un lugar en nuestra vida pero que nos permita continuar, en ese momento lo habremos aceptado y vivira en nuestro corazón.

Te queremos Alex. Siempre brillaras

 

 

Fundación LaSonrisaDeAlex CIF: G-71198675 con domicilio fiscal en calle Cortes de Navarra, nº7 6ºI, Pamplona - Navarra